Apertura de Mercado:

1.- Alphabet y Microsoft devuelven la sonrisa al S&P 500 pese a un PCE algo peor de lo esperado:

Los futuros ligados al S&P 500 suben un 0,88% hasta los 5.092 puntos, mientras que los del DOW JONES avanzan un 0,3%, en 38.202 puntos. Los futuros del NASDAQ 100 suben un 1,02% hasta los 17.608 puntos.

Los grandes índices de Wall Street vienen de otra sesión negativa ayer después de que el informe del PIB del primer trimestre mostrase no solo una fuerte desaceleración en el crecimiento económico sino también una inflación persistente. El PIB creció un 1,6% en el primer trimestre, frente a una previsión del Dow Jones del 2,4%. Mientras tanto, el índice de precios de los gastos de consumo personal para el período aumentó a un ritmo del 3,4%, muy por encima del aumento del 1,8% del trimestre anterior.

“La Reserva Federal estará más preocupada por una inflación que supere su objetivo en el primer trimestre que por un crecimiento más lento”, explica Bill Adams, economista jefe de Comerica Bank. “Es probable que la Reserva Federal desacelere el ritmo de sus liquidaciones de balances en una de las próximas reuniones, pero espere hasta septiembre para comenzar a reducir las tasas de interés”.

Además, los inversores ya conocen el dato del índice de precios del consumo personal (PCE) de marzo, que es la variable favorita de la Fed para establecer su política monetaria.

El gasto de los consumidores, que supone más de dos tercios de la actividad económica subió un 0,8% en términos desestacionalizados en marzo, según el Departamento de Comercio de EEUU. En términos interanuales, el dato sube hasta el 2,7% interanual frente al 2,6% estimado y el 2,5% anterior. El PCE subyacente se sitúa en 2,8%, igual que el anterior, frente al 2,7% esperado.

Pese al castigo de ayer, los principales índices neoyorquinos están camino de completar una semana ganadora. El S&P 500 ha subido un 1,6% en lo que va de semana y se dirige a romper una racha de tres semanas de pérdidas. El Nasdaq ha ganado más del 2% y se dirige a su primera semana positiva en las últimas cinco. El Dow Jones ha subido un mucho más modesto 0,3% esta semana.

Buena parte del impulso positivo de hoy viene de la buena acogida que han tenido las cuentas de Alphabet y Microsoft, presentadas ayer tras el cierre de la jornada regular.

Fuente: Estrategias de Inversión

2.- Alphabet, Microsoft y Snap suben antes de la comercialización; Caída global de Intel y Hertz:

Los futuros de acciones estadounidenses subieron el viernes, impulsados por los buenos resultados del importante sector tecnológico, antes de la publicación de los datos clave sobre inflación.

Estos son algunos de los mayores impulsores de las acciones estadounidenses antes de la comercialización en la actualidad:

  • Las acciones de Alphabet (GOOGL) subieron un 12% después de que la matriz de Google informara unos ingresos del primer trimestre mejores de lo previsto y revelara un primer dividendo de 20 centavos por acción.

  • Las acciones de Microsoft (MSFT) subieron un 4,3% ya que la fuerte demanda de productos de inteligencia artificial también ayudó al gigante del software a reportar ganancias en el primer trimestre mejores de lo esperado.

  • Las acciones de Snap (SNAP) se dispararon un 25% después de que el grupo de redes sociales informara cifras de ingresos trimestrales y datos de usuarios que superaron las expectativas.

  • Las acciones de Intel (INTC) cayeron un 8% después de que el fabricante de chips informara ganancias trimestrales decepcionantes y ofreciera un pronóstico mediocre para el segundo trimestre.

  • Las acciones de Exxon (XOM) cayeron un 1% después de que el gigante petrolero no cumpliera con las estimaciones de los analistas con una caída interanual del 28% en las ganancias del primer trimestre, ya que los márgenes de refinación más débiles y los precios más bajos del gas natural compensaron las ganancias de volumen.

  • Las acciones de Hertz Global (HTZ) cayeron un 5,1% después de que la empresa de alquiler de automóviles informara una pérdida trimestral mayor de lo esperado, destacando sus dificultades con el negocio de alquiler de vehículos eléctricos.

  • Las acciones de Chevron (CVX) cayeron un 0,4% después de que la compañía energética se viera afectada por los débiles precios del gas natural, incluso con las ganancias del primer trimestre ayudadas por mayores volúmenes de producción.

  • Las acciones de Centene (CNC) subieron un 3,1% después de que la empresa de atención gestionada superara fácilmente las estimaciones de ganancias para el primer trimestre y aumentara sus previsiones para todo el año.

  • Las acciones de Phillips 66 (PSX) cayeron un 5,6% después de que la refinería no cumpliera con las estimaciones de ganancias trimestrales el viernes, afectada por una caída en los márgenes de refinación tras una caída en los precios del combustible.

Fuente: Investing

3.- La inflación estadounidense sube en línea con las expectativas en marzo:

La inflación estadounidense aumentó moderadamente en marzo, pero es poco probable que eso cambie las expectativas de los mercados financieros de que la Reserva Federal pospondrá el recorte de las tasas de interés hasta septiembre.

El índice de precios de gastos de consumo personal (PCE) aumentó un 0,3% el mes pasado, dijo el viernes la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio. Los datos de febrero no se revisaron para mostrar que el índice de precios PCE ganó un 0,3% como se informó anteriormente.

En los 12 meses hasta marzo, la inflación aumentó un 2,7% después de avanzar un 2,5% en febrero. Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el índice de precios PCE subiría un 0,3% mensual y un 2,6% interanual. El índice de precios PCE es una de las medidas de inflación que sigue el banco central de EE. UU. para su objetivo del 2%. Se necesitan lecturas de inflación mensual del 0,2% a lo largo del tiempo para que la inflación vuelva al objetivo.

Había temores de que la inflación pudiera superar las previsiones en marzo después de que el informe anticipado del producto interno bruto (PIB) para el primer trimestre mostrara el jueves que las presiones sobre los precios aumentaron al máximo en un año, impulsadas por los crecientes costos de los servicios, especialmente el transporte, los servicios financieros. servicios y seguros. Estos compensaron con creces la caída de los precios de los bienes.

La mayor parte del resurgimiento de la inflación parece haber ocurrido en los dos primeros meses del año.

Se espera que los funcionarios de la Reserva Federal dejen las tasas sin cambios la próxima semana. El banco central ha mantenido su tasa de interés de referencia a un día en el rango de 5,25%-5,50% desde julio. Ha elevado la tasa de política en 525 puntos básicos desde marzo de 2022.

Los mercados financieros inicialmente esperaban que el primer recorte de tasas se produjera en marzo, pero luego se retrasó hasta junio y ahora hasta septiembre, ya que los datos sobre el mercado laboral y la inflación continuaron sorprendiendo al alza este año.

Fuente: Reuters

4.- El Banco de Japón mantiene las tasas de interés estables, prevé una mayor inflación del IPC y un crecimiento más débil:

El Banco de Japón mantuvo los tipos de interés sin cambios el viernes como estaba previsto y pronosticó un crecimiento económico más débil y una inflación más elevada en los próximos años debido al aumento de los costes de las importaciones y a la reducción de las medidas de ayuda gubernamentales.

El BOJ mantuvo su tasa de referencia a corto plazo en el 0,1%, después de subirla por primera vez en 17 años en su reunión anterior. Luego, el banco también puso fin a su política de control de la curva de rendimiento, al tiempo que redujo la mayoría de sus programas de compra de activos.

El Banco de Japón dijo el viernes que ahora espera que la inflación del índice de precios al consumidor tenga una tendencia de entre 2,6% y 3% para el año fiscal 2024, y luego se mantenga alrededor de su objetivo anual del 2% en 2025 y 2026.

Se trata de un aumento respecto del rango del IPC del 2,2% al 2,5% para 2024 pronosticado por el BOJ en sus perspectivas de enero.

El banco central recortó sus perspectivas del producto interno bruto ante una mayor inflación y crecientes incertidumbres sobre la economía global.

El Banco de Japón espera ahora que el PIB en el año fiscal 2024 esté en un rango del 0,7% al 1%, por debajo de su pronóstico de enero del 1% al 1,2%. Para el año fiscal 2025, se espera que el PIB esté entre 0,8% y 1,1%, por debajo de las previsiones anteriores de 1,1% a 1,2%.

El pronóstico del BOJ de una mayor inflación fue el principal impulsor de su giro político de marzo. El banco central espera que los salarios más altos impulsen el gasto en los próximos meses, especialmente porque varios sindicatos japoneses importantes lograron aumentos salariales extraordinarios para el año.

Una inflación más alta también da al BOJ más impulso para subir las tasas de interés, aunque la debilidad de la economía japonesa puede limitar su capacidad para subirlas.
así, los datos publicados más temprano el viernes mostraron que la inflación del índice de precios al consumidor en Tokio creció sustancialmente menos de lo esperado en abril. La lectura, que actúa como un indicador de la inflación del IPC a nivel nacional, cayó por debajo del objetivo anual del 2% del BOJ, lo que plantea algunas dudas sobre las perspectivas del BOJ de una mayor inflación.

La decisión del BOJ se produce cuando el yen japonés se debilitó sustancialmente en las últimas semanas. El par USDJPY , que representa la cantidad de yenes necesarios para comprar un dólar, subió a un máximo de 34 años esta semana. El par de divisas cotizó muy por encima del nivel 155, cuyo incumplimiento puso a los operadores en guardia ante cualquier posible intervención del gobierno japonés en el mercado de divisas.

La debilidad del yen hizo que los operadores se posicionaran para recibir señales agresivas del BOJ. La atención se centra ahora directamente en una conferencia de prensa con el gobernador del BOJ, Kazuo Ueda , a las 6:30 a.m.

Fuente: Investing

5.- ¿La Reserva Federal no bajará los tipos de interés hasta 2025?:

El Consejero Delegado de una importante empresa mundial independiente de asesoramiento financiero y gestión de activos alerta de que existe una posibilidad real de que la Reserva Federal de Estados Unidos no baje los tipos de interés este año.

Nigel Green, del Grupo deVere, expresa esta preocupación tras el aumento del principal indicador de inflación de la Reserva Federal, el índice de precios subyacente de los gastos de consumo personal (PCE), que subió al 2,7%, superando la previsión del 2,6%. La tasa de inflación subyacente del PCE también superó las expectativas al alcanzar el 2,8%, por encima del 2,6% previsto.

“Esta información supone otro revés para la Reserva Federal en su esfuerzo por controlar la inflación”, afirma el Consejero Delegado de deVere. “Las cifras actuales de la medida de inflación preferida por la Reserva Federal, el PCE, ponen de relieve que la inflación persiste a un ritmo superior al previsto, incluso con unos tipos de interés elevados que pretenden reducirla.”

Green añade: “Dado que la economía estadounidense se está comportando mejor de lo esperado, con un mercado de trabajo robusto, el aumento del Índice de Precios de Producción (IPP) y del Índice de Precios de Consumo (IPC), junto con los datos del PCE de hoy y otros indicadores recientes, estamos revisando nuestras predicciones sobre la reducción de los tipos de interés”.

“Creemos que los cuidadosos funcionarios del banco central de EE.UU. necesitarán varios meses consecutivos de datos que indiquen que la inflación se está acercando sistemáticamente al objetivo del 2% antes de plantearse cambiar su política monetaria”.
En consecuencia, Green indica que existe una “probabilidad significativa de que opten por mantener los tipos de interés actuales hasta al menos 2025.”

El Grupo deVere predijo inicialmente una única reducción de los tipos de interés este año, probablemente en el tercer trimestre. No obstante, Green cree que “estos datos del PCE probablemente llevarán a la Reserva Federal a posponer cualquier reducción de los tipos”.

“Sin embargo, nos preocupa que retrasarlo hasta 2025 aumente la probabilidad de que el banco central de la primera economía mundial cometa un error significativo en su política, especialmente en lo que respecta a la estabilidad del mercado laboral y del sector bancario local”, advierte.

Green menciona que, dado que ahora se espera que los tipos de interés se mantengan altos durante un periodo prolongado, los inversores deberían reevaluar sus carteras de inversión para minimizar los riesgos y aprovechar las nuevas oportunidades.

“En primer lugar, los inversores deberían considerar la posibilidad de reorientar sus inversiones hacia sectores que históricamente han funcionado bien cuando suben los tipos de interés”, sugiere Green. “Sectores como los servicios financieros, las empresas industriales y los proveedores de materiales suelen funcionar mejor en épocas de subida de los tipos de interés”.

Por el contrario, señala que los sectores que se ven más afectados por los tipos de interés, como los servicios públicos, el sector inmobiliario y los bienes de consumo esenciales, podrían encontrar dificultades cuando los tipos de interés se mantienen altos durante un periodo prolongado. Diversificar las inversiones entre varios tipos de activos e industrias es esencial para atenuar los efectos de las variaciones de los tipos de interés en las carteras de inversión.

Fuente: Investing

Reserva Federal

Beneficios exclusivos para ti:

Al seleccionar cada uno de los siguientes beneficios obtendrá acceso a Material Educativo, Webinars, Resumen Económico y Asesoría Personalizada sin costo alguno.

Editor: Luz Fernandez

Categorías: Noticias

0 Comentarios

Agregue un comentario

Avatar placeholder

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

NewCapital Securities

Seminario Libre

– Fecha: Jueves 13 de Abril

– Hora: 09:30 p.m. (Perú – Colombia – Ecuador) 
– Hora: 10:30 p.m. (Venezuela) 
– Hora: 11:30 p.m. (Argentina – Chile)

Regístrate